Javier Tomeo, el surrealismo literario

Desgraciadamente la muerte de este escritor va cerrando un ciclo que comenzó con el recuerdo de otros grandes de la cultura local, entendida esta como un universo en el que buceé desde mi tierna infancia. Siempre existe un punto de partida, una referencia que con el tiempo se va agrandando, para que se me entienda mejor, el espíritu de Goya ha evolucionado en Zaragoza y en Aragón de muchas maneras. Luis Buñuel en el cine, Antonio Saura en la pintura y Sergio Algora en la música son solo algunos de los ejemplos de surrealismo en las artes, sin lugar a dudas Javier Tomeo también pertenecía a este grupo de elegidos.

Leer más…

Bigas Luna

Hacía ya un tiempo que quería hablar sobre la figura del cineasta, escritor, fotógrafo, diseñador y un sin fin de cosas más que rodeaba a Bigas Luna, su repentina muerte hizo posponer un supuesto homenaje desde mi humilde página de este artista del Renacimiento. Quiero hablar más allá de su persona y carrera cinematográfica, centrándome en su relación con Zaragoza.

Leer más…

La tumba de Goya

A estas horas, ya cuando cae la noche  surge mi lado gótico y me viene a la cabeza hablar sobre tumbas ilustres. En este caso tan ilustre como la de nuestro pintor universal Francisco de Goya. Pero si echamos la vista atrás el pintor de Fuendetodos que vivió el éxito en vida, acabó su años en el olvido de Burdeos. Y no me refiero solo a su olvido provocado por el exilio a Francia, hablo del olvido tras su muerte en una tumba que compartió con su amigo y consuegro Miguel Martín de Goicoechea.

Parece que no será hasta principios de 1900, Goya muere en 1828, cuando el gobierno de España decide intervenir tras observar un abandono en la tumba de Burdeos. Los cuerpos del pintor y de su consuegro son trasladados a la vez al no saber distinguir cual era el cuerpo Goya. Al parecer uno de los cuerpos estaba decapitado, y este debía ser el de Francisco.

Ante semejante situación, los cuerpos son enterrados en Madrid en el cementerio de San Isidro, pero en 1919 se decide trasladar de nuevo y de manera definitiva los cuerpos a la ermita de San Antonio de la Florida donde hoy descasan, no sabemos si en paz después de tanto trajín.

Como conclusión estamos ante una rocambolesca y siniestra historia de la cual te queremos hacer partícipe.  Si recuerdo bien existe un cuerpo sin cabeza, y 3 lugares donde se enterró a Goya con su inseparable amigo, pero existe un cuarto lugar en Zaragoza que tiene que ver con la tumba de Goya. ¿Te animas a descubrirlo ? Pues ya sabes, vente con Zaragusta de visita por la ciudad y te contamos el desenlace de estos dos amigos inseparables hasta en la tumba.

La sombra de Goya es alargada

Hoy me siento inspirado como tantos otros genios aragoneses que me gustaría recordar. Empezaré hablando  de toda una figura dentro del campo científico, Santiago Ramón y Cajal, y me ha venido a la cabeza este personaje ilustre porque cada vez que paso por la calle Méndez Núñez observo una placa donde pone, Aquí nació el premio Nobel Ramón y Cajal. Eso me hace reflexionar sobre tantas historias de personajes ilustres que vivieron dejando huella en nuestra ciudad.

La sombra de Goya es alargada porque nuestro pintor universal es el punto de partida de una de nuestras rutas, con la que queremos ir más allá de Goya para recorrer los lugares, historias y trabajos de muchos aragoneses importantes desde un punto de vista creativo. Podemos mencionar dentro del panorama pictórico contemporáneo a Antonio Saura o a Victor Mirá, de los que tenemos sobradas referencias para mostrar su obra. Luis Buñuel sigue la estela de creativos con repercusión mundial que vivió su adolescencia en Zaragoza, y para finalizar quiero nombrar a dos personas que formaron parte de la Zaragoza más real, con los que te  podías cruzar en cualquier momento por la ciudad y que seguro no me equivoco, compartirán honores con muchos aragoneses tozudos que pusieron su nombre en la historia. Me refiero a Sergio Algora y Félix Romeo.

Quizá todo esto suene un poco pretencioso al mezclar figuras tan dispares en este resumen subjetivo sobre aragoneses ilustres, pero al fin y al cabo una ciudad no solo se construye con ladrillo y cemento, ni con monumentos históricos, una ciudad tiene su propia alma, y por las calles de Zaragoza todavía podemos sentir los latidos de las figuras artísticas que nos dejaron un mensaje en algún rincón de la ciudad.  Zaragusta quiere precisamente eso, mostrarte un mundo más allá de Goya.