Huele a Pilares

Al comenzar el mes de octubre y recorrer las calles de Zaragoza siento un leve olor a pilares. Es cierto que en nuestra ciudad abundan las mujeres con este nombre, pero mi olfato va mucho más allá y relaciono las fiestas con la Virgen del Pilar. Las fiestas de nuestra patrona se han convertido en todo un acontecimiento a nivel nacional e incluso internacional, porque la Virgen del Pilar es la patrona de la hispanidad, y son muchas las personas que se encuentran al otro lado del océano las que siguen a la pilarica. Gracias a este fervor existe un monumento en la plaza del Pilar, la Fuente de la Hispanidad que rememora este afecto mutuo.

Quiero viajar al pasado y situarme en el origen de nuestra Virgen, en el mito que habla de una aparición de la Virgen al apóstol Santiago en la ciudad de Zaragoza para animarle en su fe, ofreciéndole un pilar sobre el que se edificará el templo que hoy podemos contemplar. Parece ser que el pilar con su virgen fue venerado en la época romana y musulmana cuando el cristianismo estaba perseguido.

Los conciertos, la ofrenda de flores y todo tipo de acontecimientos nos muestran una ciudad que disfruta de su alegría, y que mejor momento, ahora que se acercan los pilares y se huele el ambiente de celebración, para recordar los orígenes humildes de nuestra patrona y explicar la esencia de las fiestas.

mas información http://www.zaragusta.com/contacto/

Deja un comentario