Una mirada diferente de Zaragoza

La ciudad ofrece muchas posibilidades, si paseas por ejemplo por las inmediaciones de Ranillas serán muchas las sorpresas con las que te encontrarás. Por ejemplo, ¿Sabías que existe una rueda hidráulica fabricada en Siria? Esta es una de las primeras sorpresas del Parque del Agua, ya si te adentras por los diferentes caminos siguiendo una senda paralela al río puedes observar una intensa variedad de plantas y fauna que invitan a la contemplación de un nuevo horizonte de la ciudad, como la Torre del Agua, El Palacio de Congresos, El Pabellón Puente y El Puente del Tercer Milenio,  herederos del 2008 que hoy en día luchan por sobrevivir. Siguiendo esta misma línea una vez que te introduces en el recinto Expo aparecen edificios  fantasmas como el Pabellón de Aragón el Pabellón de España, ambos vacíos e inutilizados por dentro pero de una gran belleza exterior, otros como el Acuario siguen luchando por encontrar su sitio.

Cuando sales del recinto Expo aparece el Puente del Voluntariado, homenaje a todas las personas que contribuyeron a que el evento del 2008 saliese perfecto, desde esta pasarela peatonal te puedes asomar para ver a lo lejos nuestro Pilar y cruzar al barrio de la Almozara para caminar por la ribera del Ebro.

Si te parece interesante volver a recordar el pasado de la Expo 2008, o si todavía no conoces los nuevos rincones de Zaragoza, no dudes en contactar con nosotros.

 

1 comentario en “Una mirada diferente de Zaragoza

Deja un comentario