Diario de un confinado

Estos días el confinamiento provocados por una pandemia brutal nos permiten dedicar el tiempo a muchas actividades que antes no hubieran sido posibles. Ante esta situación podemos quejarnos o buscar una luz al final del túnel. Mi optimismo por naturaleza me hace disfrutar de placeres pequeños como el ver algún que otro documental sobre personajes históricos. Ayer me tocó profundizar sobre la figura de Goya y su muerte misteriosa. El documental se llamaba Oscuro y Lucientes realizado en el 2018 por Samuel Alarcón. Siempre me gustó mucho una frase que tituló una exposición famosa en Zaragoza sobre la influencia del pintor aragonés, la sombra de Goya es alargada, desde aquí podemos poner un punto de partida que es su muerte en Burdeos en 1828, es el momento de hacer un seguimiento de su cuerpo ya inerte y la misteriosa desaparición de su cráneo, toda una mezcla de razón e imaginación, sin lugar a dudas un viaje hacia lugares lejanos de nuestro subconsciente.

Como no quiero hacer ningún spoiler de un film que aconsejo encarecidamente a cualquiera que esté interesado en la figura de Goya, no profundizaré mucho más en su contenido, pero si me permitiré compartir una pequeña reflexión: 

ciertos momentos críticos como el actual nos hacen estar alerta y conectar muchos elementos para dar sentido a nuestra vida. Quizás este mundo de ciencia ficción que estamos viviendo solo sea un estímulo más para ser mejores y encontrar un rayo de sol en pleno mes de abril“.

Continuo tecleando mi ordenador y me pierdo en el día a día, se que el final cada vez está más cerca, abro el correo pero todo sigue igual, necesito salir a la calle y comprar algo, mi hija corre por el pasillo y mi mujer sigue hablando con una amiga por videollamada. Publico mi entrada y espero que el mundo siga su curso.

Deja un comentario