Los perros de Goya

Este verano de manera irracional he sentido el impulso de rescatar a todos aquellos artistas contemporáneos que siguieron la estela del maestro Francisco de Goya y Lucientes, sin lugar a dudas siempre había perseguido descifrar el legado del genial pintor de Fuendetodos en el arte y en especial su relación con la ciudad de Zaragoza.

En mis continuas escapadas al Museo del Prado cuando era estudiante de historia del Arte siempre buscaba las obras maestras de Goya, en especial las pinturas negras, y dentro ellas Perro semihundido, es curioso que esta obra fuese el punto de partida de influencia para pintores contemporáneos como Antonio Saura. Precisamente la figura de Saura me ha inspirado este artículo, sin saber por qué, hace poco visité su fundación en Cuenca, después lo ví en una exposición en la Lonja de Zaragoza, el mismo que organizó hace más de 20 años la exposición Después De Goya una mirada subjetiva que tanto me influyó. Durante muchos años colgó mi cuarto de adolescente el cartel de aquella expo comisionada por Antonio Saura, profetizando que el camino estaba marcado.

Las señales me hacen ver perros de Goya por cada rincón, Saura, Luis Buñuel o Victor Mira, precisamente este último se consideraba el quinto perro junto con el mismísimo Gracián, yo añadiría otros perros como Francis Bacon o el músico y poeta local Sergio Algora, pero es sólo una mirada personal y subjetiva marcada por la causalidad.

Deja un comentario